Dobles digitales, así funciona la ”magia”.

¿Te sorprendió ver cómo para el personaje de Rachael en ”Blade Runner 2049” no habían pasado los 35 años entre la grabación de la primera película y la segunda? Si tu respuesta es que no porque ella es un replicante, te diré que eres fan de esta saga, pero la respuesta correcta es: CGI, computer generated imagery.

El próximo sábado 12 nos visitará Adrián Corsei para hablarnos sobre la magia de los dobles digitales. Mientras tanto, para que la espera no se te haga eterna, te vamos a dejar por aquí algunas claves de la técnica que está cambiando las superproducciones en Hollywood.

Actores que han fallecido y vuelven a aparecer en pantalla, personajes por los que no pasan los años pero están más vivos que nunca o escenas de acción difíciles de imaginar sin un trágico accidente final. El CGI ha conseguido dotar de aún más realismo a las películas de ciencia ficción, metiéndonos dentro de la pantalla y haciéndonos partícipes de la evolución que ha tenido la tecnología estos últimos años. Actualmente un actor no solo va a preparar un papel y vomitar el texto delante de cámara, lo más probable es que le dibujen unos puntos en la cara, le pongan un traje con una señalética digna de la NASA y tenga que actuar rodeado de tela verde. El método ha cambiado y los dobles digitales han cobrado gran protagonismo.

Uno de los casos de éxito más famosos fue el de la vuelta del personaje de Rachael en ”Blade Runner 2049”. La actriz aparece en una secuencia con la misma cara que hace 35 años y difícilmente se puede sacar diferencia alguna con su actuación en ”Blade Runner”.

En el caso de Rachael, se comenzó con una doble real a la que se le capturaron los movimientos faciales que más tarde se iban a digitalizar para traer de nuevo a la pantalla a una Sean Young joven. Para ello se realizan distintas capturas de las facciones de la doble iluminando el rostro desde distintas fuentes para poder hacer un mapeado completo de cada centímetro del rostro.

Actualmente la actriz Sean Young tiene 58 años, pero quién mejor que ella misma para poder digitalizar todos sus gestos y crear la imagen 3D a partir de sus facciones (aunque estas, como es lógico, hayan cambiado casi por completo). Con esa base fue con la que los artistas de 3D comenzaron a modelar la cara de Rachael. Como puedes comprobar en el video, el realismo y el parecido de la textura de la piel con la actriz original es impresionante.

Tras conseguir las texturas, los gestos y en conclusión la cabeza de una Rachael 2.0, llega el papel de los animadores. Son ellos los que consiguen que ese personaje cobre vida delante de las cámaras. De nuevo con la base de una doble real a partir de la cual se consiguen adaptar los movimientos que tendrá la doble digital en esa escena.

Crear dobles digitales es un trabajo forzoso que cada día se mejora y que sin grandes artistas detrás no sería posible, por mucho que avance la tecnología. Contado de esta forma y con un pequeño video de un making of, parece una tarea fácil pero que en realidad es costosa y complicada de conseguir a la perfección. Adrián Corsei es especialista en este tipo de técnica y nos contará su experiencia como CG artist en su Masterclass del sábado 12. Si te ha picado la curiosidad, no te la puedes perder.

info

¿Lo tuyo también es el modelado 3D y dedicarte a lo que más te apasiona en alguno de los estudios nacionales e internacionales del momento? ¡Entonces no puedes perderte nuestra oferta formativa en 3D con Autodesk y Animación!

imagen3D
2019-01-04T16:38:17+00:00