Estamos viviendo unos días muy raros y la creatividad lo nota. La capacidad de creación cuando la rutina te impide salir de casa, visitar museos, ir al cine o incluso tener una charla distendida en un bar con unos amigos (momento en el que más ideas salen a la luz), agoniza. Nuestros alumnos siguen teniendo clase de manera online y seguro que no han notado de una forma tan directa el desplome de su creatividad pero son muchas las personas que en estos días necesitan un pequeño empujón para ponerse manos a la obra.

¿Qué ideas creativas podemos poner a funcionar estos días para invertir nuestro tiempo libre en potenciar nuestro talento? A continuación te hemos dejado algún proceso de creación e ideas de proyectos para que pongas a funcionar, de nuevo, tu lado creativo.

1 – LLUVIA DE IDEAS, ¡YA!

Ponerse a hablar solo en alto te puede parecer un poco raro, pero ayuda. Es el mejor momento para que tengas conversaciones contigo mismo y con tu cuaderno. Aprende a crear mapas mentales para que la lluvia de ideas salga sola. ¿En qué consiste esta herramienta? Te lo contamos.

Un Mapa Mental consiste en la creación de un esquema a partir de una idea principal conectada a conceptos que sacamos de ella. Tienes plataformas online gratuitas como mindmaps que te facilitarán este proceso.

Por ejemplo, si nuestra idea principal es Trazos, lo escribimos en el medio y al rededor ponemos los conceptos más importantes que se nos ocurren ligados a trazos: videojuegos, 3D, ilustración, diseño gráfico y postproducción. Lo interesante de este ejercicio es que seguiremos sacando sub-conceptos ligados a estos últimos. Si nos centramos en ilustración, podremos pensar en: Cintiq, bellas artes, wacom, trazo, Photoshop, retrato, cuerpos, formas, referencia o encaje.

¿Qué conseguiremos con esta lluvia de ideas? Poder tener una visión global de cualquier concepto que nos venga a la cabeza y por lo tanto una mayor facilidad de creación o gestión de cualquier proyecto.

2 – CALENDARIO DE CREACIÓN

Ok, el mapa está muy bien pero, ¿empezamos a pensar desde la nada? Una ayuda para comenzar un proyecto es hacerte un calendario de creaciones. Ya conoces muchos tipos, ”36 days of type” o ”inktober”, puedes inspirarte en ellos o inventarte uno. Desde Trazos te queremos proponer el: #TrazandoIdeas, un calendario de 10 días donde tendrás que ir realizando pequeños procesos creativos para finalmente conseguir un gran proyecto.

Puedes usarlo como una herramienta creativa o simplemente como un juego, ¡no te pongas presión! Simplemente participa y deja que fluyan tus ideas. Si quieres puedes compartirlo en redes y así aprenderemos todos de todos. Descárgate la plantilla aquí.

3 – CREA TU COMUNIDAD

La creatividad puede ser para uno mismo, pero desde la Escuela creemos que cuando creas una comunidad te animas a seguir creciendo y los proyectos comienzan a salir solos. En la era de la conexión en la que vivimos, crear una comunidad sin moverte de tu casa está chupado. Piensa en crear un proyecto que puedas adaptar para compartirlo por redes sociales. Te puede ayudar pensar en el público al que te gustaría dirigirte. Abre una cuenta en tu red social favorita y comienza a subir tus creaciones.

No hace falta tener muchos seguidores para estar animado a crear, en cuanto empieces a conseguir feedback de personas desconocidas contándote lo que les parece tu proyecto, ¡no pararás de inspirarte y subir contenido!

4 – ES HORA DE PONERSE CON EL PORTFOLIO

Da mucha pereza, lo sabemos, pero crear tu portfolio es otra excusa más para potenciar tu creatividad estos días. No pienses en juntar tus proyectos en una plataforma para ello, da un paso más allá y piensa en cómo puedes crear un portfolio con un formato especial y distinto al resto.

Como la idea de este post es que te pongas a crear desde ya, vamos a pensar en un portfolio para Behance, la red social de los artistas digitales. Esta plataforma te permite subir proyectos distintos y con total libertad. Nuestra recomendación es crear tu proyecto en photoshop para que tengas un lienzo en blanco con todas las libertades de confección. Usar gifs a lo largo del panel enriquecerá a tu portfolio y le sumará ese toque de acción que no le convertirá en un proyecto infumable.

5 – DIBUJAR, DIBUJAR, DIBUJAR

Dibuja, haz garabatos, colorea… ¡Ensucia todo lo que puedas! Aunque las artes plásticas no sean lo tuyo y no pases del 6 y el 4, pinta. Rellena las hojas de un cuaderno con trazos que nadie entienda, usa los rotuladores que tenías abandonados en un cajón o dale una vuelta a los bolis bic de colores. Dibujar activa nuestra cerebro y nos hace tener confianza a la hora de crear. Aquí sí que es importante que, si no quieres, no lo enseñes. Guarda para ti este proceso, no hace falta que te sientas juzgado por nadie. Sabemos que dibujar no tiene por qué ser lo tuyo pero te ayudará a tener la mente al 100%.

6 – RELAJARTE ES LA CLAVE

Parece de locos que después de todos los pasos te pidamos que te relajes. No hay forma de crear si no tienes tu momento de relax. Este puede suceder mientras echas un vistazo a los portfolios de otros artistas, proyectos creativos que te apasionen o el feed de los proyectos más valorados de Behance. Inspirarse no es copiar y si consigues dar un viaje por el mundo creativo en un momento de relajación, las ideas surgirán como churros.

7 – EAT, SLEEP, CREATE, REPEAT

Es posible que hagas un mapa en el que no llegas a nada, un proyecto que termine por desmotivarte o un portfolio que deje mucho que desear, ¡no te desesperes! Repite todos los procesos de creación las veces que lo necesites para conseguir llegar a lo que realmente te apasione. Todos los pasos que des hasta conseguir tu meta habrán valido la pena para tener la mente activa y no mantenerte en un estado de letargo.

info

Los directores de arte son los encargados de dar forma a los proyectos creativos. No te pierdas nuestras formaciones en este campo.